LA ETIQUETA DEL PRODUCTO HACE LA DIFERENCIA

Actualizado: jun 4

Hoy, la mayoría de las empresas que producen o comercializan productos físicos o servicios, requieren en algún momento del uso de etiquetas autoadhesivas.


Sin embargo, algunos encargados de la búsqueda de proveedores y decisores de la compra desconocen las particularidades de un autoadhesivo y cual es el adecuado para su producto.


Conozca las características generales de un autoadhesivo, sus usos y aplicaciones.



Debemos comenzar conociendo…


¿Qué es un autoadhesivo?


El autoadhesivo es la reunión de tres elementos laminados en capas, cuyas propiedades permiten una separación primaria de dos de ellos y su adhesión a otras superficies o sustratos lo que permitirá identificar, resaltar, codificar, etc., un determinado producto o marca que a él se le asigne.


¿Cuál es la estructura de un autoadhesivo?

Imagen Google


Tratamiento Superficial +

Frontal o Facestock: Papeles o películas

Adhesivo: Permanente, removibles especiales.

Silicona +

Liner o soporte: Papeles o Películas




TRATAMIENTO SUPERFICIAL


Un autoadhesivo tiene un tratamiento superficial, ya sea papel o película, si es papel tiene un couché, tiene una especie de tratamiento químico en la superficie del papel que lo hace liso, brillante, imprimible y que tiene una baja colisión de absorción.

Si es un papel térmico tiene un recubrimiento térmico por lo mismo que transferencia térmica; al igual que las películas que también tienen un tratamiento corona, tratamiento clothing y tratamiento prime.

Todas las superficies del autoadhesivo tienen algún tipo de tratamiento.


FRONTAL O FACESTOCK