DIFERENCIAS ENTRE UN STICKER Y UNA ETIQUETA PARA PRODUCTO

Las etiquetas para productos y los stickers muchas veces pueden resultar iguales, sin embargo, cumplen funciones muy diferentes. En esta nota te decimos cuáles son.

Cuando necesites etiquetar tus productos o promocionar tu marca, tienes algunas excelentes opciones con etiquetas o stickers. La elección dependerá de las necesidades de su aplicación y de cómo planeas usar tus etiquetas personalizadas. Existen diferencias significativas entre etiquetas y stickers. Las principales son, cómo se hacen y cómo se usan en aplicaciones de la vida real. Te contamos lo que hace que estos productos sean diferentes y qué tipo funciona mejor para tus necesidades.

¿Cuáles son las similitudes?

• Las etiquetas y stickers son adhesivos.

• Ambos están hechos a menudo de vinilo o material de película duradero y vienen en un soporte de papel para proteger el adhesivo.

• Están disponibles con adhesivo permanente o removible.

• Ambos a menudo se imprimen utilizando equipos similares.




¿Qué son las stickers?

Los stickers, en la mayoría de las veces se imprimen profesionalmente y se utilizan para promover una marca o causa, representar a un equipo o club, o para expresarse. Por lo general, son cortadas individualmente y se entregan en una pila en lugar de en una hoja o rollo.

Los stickers personalizadas están destinadas a ser distribuidas o vendidas sin conocer su destino final; los usuarios finales deciden qué hacer con ellas. Pueden ponerlas en una laptop, botella de agua, casco, celulares, ventana del carro o simplemente guardarlas.

Los stickers a menudo están expuestas a entornos difíciles, por lo que requieren mayor durabilidad que las etiquetas de un producto. Generalmente están hechas de materiales de vinilo o película que tienen un barniz o laminado UV para protegerlas de cosas como el agua, la luz solar y los arañazos accidentales.


¿Qué son las etiquetas?

El objetivo principal de una etiqueta es identificar un producto o un objeto. Proporcionan información y se aplican a artículos como el embalaje del producto, cajas de envío y sobres, estanterías de almacén y mucho más.

Las etiquetas personalizadas son diferentes de los stickers, ya que se utilizan principalmente para mostrar información sobre productos. Son autoadhesivas y están listas para hacer que tus productos se vean increíbles en los estantes de las tiendas y con sus clientes mientras los utilizan en casa.